02 julio 2006

EL MIEDO GUARDA LA VIÑA

decía mi abuela, y creo que tenía algo de razón. El viernes, como casi todas las semanas transité por la A-8 camino de Llanes, solo que esta vez de pasajera, ya que conducía mi cuñado. Por eso pude fijarme, cómo en la víspera de la entrada de vigor del carnet por puntos, los conductores eran más prudentes.
Pero hoy domingo, de regreso, la situación ya era clamorosa, oye, que no me pasaba nadie, bueno sí, un gilipollas integral, que no tendría más de 20 años, a más de 140, (pero bueno, uno solo) y todos por el carril de la derecha y a 120 km/hora. Como el tiempo no acompañó, pues tampoco había gran cantidad de vehículos y así la vuelta fue estupenda.
Lástima que no dure, porque me temo que una vez que pase el susto, volvamos a las andadas.

3 comentarios:

Zapato Velozz dijo...

Adelante hombre del 600, la carretera nacional es tuya. Ir a 140 km/h, en condiciones normales, por una autopista no me parece nada imprudente, pero que nada imprudente, más me parecen otras cuestiones. De hecho las sanciones más numerosas son más fruto del exceso de alcohol que el de velocidad.

Prudencio dijo...

Los accidentes ocurren muchas veces por imprudencia, por eso no esta de sobra esta llamada a la prudencia, ser consecuentes con ella y conducir responsablemente es la mejor garantia de un buen viaje. ¡Felices vacaciones!.

Anónimo dijo...

Parece que los puntos efimeros pueden reducir las muertes en carretera; cierto; pero también influye el alto número de radares que están por las carreteras. Sin embargo, dos comentarios. El primero, circular en moto respetando la velocidad se ha vuelto muy peligroso...muchos no la respetan, no guardan la distancia...mucha tensión y riesgo. El segundo, la aparición de muchas señales de limitación de velocidad, nuevas, pero que no van acompañadas de la correspondiente que indica el final de la limitación, generando la duda sobre cuál es el límite.
Convendría un poco de rigor en la señalización. Prueben a ir desde Llanes a Unquera y verán el stress que genera el cambio de velocidad cada pocos metros; un caso para estudio.
En resumen, estupendo los puntos y los radares, pero un poquito mejor la señalización, sería buena cosa.