20 junio 2007

NICOLAS REDONDO, 80 años

La celebración de los cumpleaños tiene mucha importancia para los pequeños, de hecho se convierte en un animado espectáculo que los pone a todos supernerviosos. Yo llevo 2 en este mes, de amigos de mi sobrino que tiene 5 años y es un poema verlos.

Pero cuando llegas a la madured y cumples 80, tiene que ser ya la repera. Mi padre los celebró hace dos y nunca le vi tan feliz.

El pasado sábado en Madrid se celebró por todo lo alto un homenaje, en mi opinión bien merecido, a quien es ya una figura de la historia de España, Nicolás Redondo, aprovechando la coyuntura de su 80 cumpleaños. Felicidades por haber llegado hasta aquí y disfrutarlo.

Y después de leer el atinado artículo que le dedica Andrés Aberasturi en "Diario Directo", prefiero haceros partícipes del mismo y no me atrevería a añadir ni quitar una coma. Como dice Andrés, gracias a silencios o "amnesias" como las de Nicolás Redondo, han medrado o no se han despeñado, muchos personajes públicos, pero el tiempo pone a cada cual en su lugar.

Merece la pena leer el artículo completo, para lo que os sugiero que pincheis AQUÍ

7 comentarios:

juan benjamin dijo...

Tienes razón Mariluz, es un artículo que merece la pena leer y que ayuda a rememorar tiempos pasados. Le agradezco mucho a Andrés, sus menciones a Clara, una asturiana, al que esta tierra tan pródiga en homenajes, le debe a ella uno muy especial. No obstante, discrepo en algunas cuestiones, la principal, en la valoración que hace del PSOE desde el día que Nicolás voto no en el congreso. Para mi, ese gesto imprimió de forma indeleble en el Partido y en el corazón de muchos socialistas, entre los que me encuentro, la O de obrero.

proletario dijo...

Si agradable es cumplir ochenta años de esta forma. Mucho más importante es haber dedicado toda una vida a defender los derechos de los trabajadores y las ideas socialistas.

Lola dijo...

Felicidades y muchas gracias por el ejemplo que nos das.

Luis Fernández dijo...

Ser un buen socialista no es nada fácil, serlo durante ochenta años es digno de admiración. Esa es la que yo siento por un socialista como Nicolás.

Indalecio dijo...

Tuvo siempre muy claro que habia que practicar un sindicalismo para todos, para los empleados y para los desempleados, para los activos y para los jubilados, para los funcionarios y para los trabajadores de las pequeñas empresas, para los jornaleros y para lo técnicos más cualificados, para los hombres y para las mujeres, para los emigrantes y para los inmigrantes, para los afiliados a la UGT y para el conjunto de los trabajadores. Por eso muchos trabajadores te apreciamos tanto.

angeles dijo...

Te oí por vez primera en el año 1977, en el homenaje a Manuel Llaneza, desde entonces empecé a aprender lo que significa ser ugetista y socialista. ¡salud compañero!

acracia dijo...

Ahora los sindicatos solo se dedican a defender a los funcionarios y a los trabajadores de las grandes empresas, y en esas que no sean el Corte Inglés o similares. De los que trabajamos en las pequeñas o están en el paro hace mucho tiempo que no se ocupan, casi desde que lo dejó Nicolás, claro que el es un sindicalista de verdad y no de los de ahora que no conocen su puesto de trabajo ni de visita.