27 abril 2007

EL ESTATUTO BASICO DEL EMPLEADO PUBLICO



El miercoles se inició en la Escuela Jovellanos, dentro del recinto de lo que se denomina "Ciudad Cultural" o La Laboral, en Gijón, el XIII Seminario sobre Gestión Pública que año tras año se organiza en colaboración con el Ayuntamiento de Gijón y la Asociación de Diplomados en Gestión Pública y que se clausuró esta mañana.


El tema central fue la recientisima publicación de la ley 7/2007, de 12 de abril del Estatuto Básico del Empleado Público y sobre su contenido disertaron varios ponentes y con interesantes conclusiones.


Hoy el tema central fue "La evaluación del desempeño" y aunque los ponentes pusieron todo de su parte, porque son expertos y buenos, y además creen en ello; pero una que lleva demasiados años ya en esto de la Administración, como que ya no se cree nada. La idea de desterrar el "café para todos" y propiciar por razones de eficacia y eficiencia y sobre todo, como no se cansaron de repetir, para prestar un mejor servicio de más calidad a los ciudadanos, a mi sigue pareciendome ciencia ficción. Debe ser que últimamente estoy caústica o incrédula, pero no me creo nada.


También se habló de democracia participativa y de Administración relacional que está muy bien, y son palabros que suenan genial, pero que en la práctica se aplican mas bien poco, con Estatuto o sin él. Los ejemplos de la Diputación de Barcelona y de la Generalidad en este campo merece que se les preste atención; a mi me sorprendió gratamente lo que ellos tienen previsto en su proyecto participativo que es garantizar EL RETORNO a todas las personas que han participado. De hecho, mientras escuchaba me acordé del pequeño follón que se montó en Oviedo hace días al hilo de la composición del Consejo Municipal de Igualdad, ya que los Sindicatos mayoritarios se consideran menospreciados y han decidido no participar, ya que los miembros de ese Consejo son limitados y se han decidido por sorteo entre Asociaciones que representen a las Mujeres, y yo me preguntaba, cual es el problema para que estén todos los que quieran trabajar y hacer aportaciones? Antonio Merino se refirió también a los periodos definitorios del proceso: hay que escuchar y debatir, pero luego, hay que decidir. Y en la fase previa qué problema puede haber en que todo el mundo exprese lo que considere oportuno? A veces nos quedamos en el continente en vez de pensar en el contenido.

Los Directivos Públicos y su profesionalidad ocupó parte sustancial de las intervenciones, si bien casi nadie termina de estar de acuerdo en su definición y competencias, así como en cual es el mejor método de selección de los mismos ni queda clara su regulación, especialmente para los Directivos de la Administración Local. El art 21 de la Ley de Agencias sirve como referencia de mejor redacción que el propio Estatuto


En todo caso, el Seminario estuvo francamente bien, los ponentes de prestigio y sus intervenciones interesantes y estupendas, pero después de todo lo escuchado, yo a estas alturas de la película ya me conformo con que en todas las Administraciones Públicas se aplique el sentido común y los ciudadanos acaben comprendiendo que es algo suyo y por tanto, que estan en su derecho de exigir que funcionen bien, pero también en la obligación de colaborar para que eso suceda, y eso supone implicarse y comparar entre las ofertas electorales. Después de todo, ha de haber (de hecho las hay) diferencias sustanciales entre las formas de gestionar de unos y otros. Y si no las hubiera, malo, porque significaría que todos son iguales.


8 comentarios:

gestor público dijo...

Creo sinceramente que el estatuto básico del empleado público va a servir para cambiar muy poco la situación actual.
A mi personalmente no me gusta nada. Ni siquiera el título, en donde la denominación “empleado”, ya es significativa de toda la “filosofía” que impregna el documento.
Partiendo de la premisa de que las personas que trabajamos en las Administraciones Públicas, somos eso “empleados” (¿mejor personas empleadas?,) y no servidores/as, gestoras/es, administradores/as, directivas/os … de la cosa pública, entonces me caben pocas esperanzas de que los políticos de turno no seguirán generando una burocracia socialmente ineficiente, económicamente onerosa y administrativamente incapaz, en la gestión de los asuntos públicos.

Antonio dijo...

El cambio ha sido significativo en nuestro ordenamiento. Los asuntos de los órganos de representación y las materias objeto de negociación tienen importantes matices.
Vamos a tener que hacer varias lecturas para saborearlos en toda su prundidad.
Um abraço desde a cara oculta da lua.

juan benjamin dijo...

Confio en que sea un instrumento muy útil para modernizar y hacer más transparente, cercana y eficaz la gestión pública.
El ministro de AA.PP. Jordi Sevilla ha dado,( con el procedimiento llevado a cabo en la elaboración del anteproyecto y posteriormente, junto con el grupo parlamentario socialista, en la tramitación legislativa,) un buen ejemplo de como se puede y se debe hacer coparticipe de una Ley a todos los actores interesados. ¡Enhorabuena Jordi! y que cunda el ejemplo, sobre todo para aquellos/as que siguen empeñados/as en reunirse exclusivamente consigo mismos/as.

luisa dijo...

A mi la verdad, el Estatuto no me dice mucho, para los funcionarios no veo que recoja ventajas dignas de mención, si acaso para laborales e interinos puede que sea más beneficioso. Ahora ya veremos como se aplica, eso si espero que los sindicatos estén al loro y nos informen, por que lo ques hasta ahora, ¡na de na!

amparo dijo...

Pues a mi lo que realmente me mosquea es saber quien o quienes van a valorar "el desempeño". Si son los jefes directos vamos aviadas, si son los señoritos de la política empezaran preguntando por el voto y --------, y si son los "compas" sindicales, entonces empezaran pidiendonos el voto y luego que seamos sus mas fieles devotas.
¡Virgencita, que me dejen como estoy!

rosa dijo...

Cada día que pasa, tengo más claro que los funcionarios sois unos privilegiados, buen sueldo, poco trabajo y encima no hay quien os eche al paro. Las de la limpieza mientras tanto, a hacer más horas que un reloj, cobrar 550 euros y hoy aquí y mañana no se donde.

Anónimo dijo...

El drama de la huelga de limpieza es que, al igual que los funcionarios, si dejan de trabajar no se nota nada, porque en muchos sitios no la hincan...

Anónimo dijo...

Supongo que como a casi todos a mi el Estatuto del Empleado Publico me parece asi-asi... Por que por ejemplo en mi caso, que soy laboral indefinido de un ayuntamiento, estoy contratada para un puesto de trabajo determinado, y me resulta que como claro no hay personal, y el que hay pues ya sabeis lo de vaguear, llevo todo lo de ganaderia, las ferias, la oficina de turismo, el registro de documentos, las actividades culturales y deportivas del municipio, eso sin mencionar que cada vez que el Ayto. organiza algun pincheo-comida para vecinos o politicos que nos visitan, para que vamos a contratar catering si me ponen a mi a servir y a recoger mesas...
No se si el nuevo estatuto mejorara mi situacion que es bastante mala, o si simplemente la agravara, todo dependera de quien nos valore, porque al final ya veras a mi que me mandan hacer de todo no me valoraran nada y a alguno/a de los/as compis que nada mas hacen las cosas por las que estan contratadas seguro que resultan ser los/las empleados del año.



Patricia