10 agosto 2006

ANTES ME GUSTABAN LAS GAVIOTAS


Siempre me gustaron las palomas, y ahora no las sufro, entre otras cosas porque me dejan las ventanas sucias, me estropean los cristales y además, a veces, te intimidan por la calle, sobre todo cuando actúan en bandada. Hace unos días, junto a la iglesia de Las Salesas estuve a punto de gritar como una posesa, cuando me vi metida dentro un grupo de estas ratas voladoras haciendo rasantes a un palmo de mi cara. Me frenó la vergüenza de llamar la atención, pero a punto estuve de emular a la protagonista de "Los pájaros" con agite de brazos incluido.
Pero es que ahora a las que no soporto es a las !!!!gaviotas!!!!!, que jolin, son mucho más grandes y más chillonas... no las aguanto. Me gusta el mar, me gusta el olor del aire marino y hasta de las algas. Y hasta este mes, no me disgustaban estos bichos. Pero cuando te despiertan cada madrugada chillando, terminas por odiarlas.
Esta mañana hasta agarré la cámara para inmortalizarlas. Allí estaban 3 de ellas tan chulas, una en cada chimenea. Como se puede ver en la foto, ni se inmutaron.

Cuando más tarde leí la columna de Javier Cuervo en La Nueva España, me sentí comprendida, pero eso solo no solucionará el problema, porque yo creo que esta proliferación de gaviotas en nuestros tejados, lo es.

En ciudades como Santander, Vigo, Ferrol o Coruña, el problema llevó a tomar medidas para erradicarlo, pero es que allí es lógico que la hubiera, ya que tienen puerto y obviamente el mar está a muy poco distancia de las casas, pero cómo es posible que Oviedo tenga hoy tantas como si fuera un puerto y estuviera la mar ahí mismo?

A ver si la idea del Alcalde de hacer una playa no era mala y ahora podríamos tener un "gaviotódromo"!!!. Por mí como si les buscan un hueco en la cima del Naranco, pero quiero que me dejen dormirrrrrr en pazzzz.

6 comentarios:

Alfredo dijo...

Como casi todo. Cuestión de número, en este caso de bandadas de pájaros.

Preguntón dijo...

Lo de las gaviotas por todos los lafos, ¿tendrá que ver con la propaganda subliminal del PP? o ¿será parte de la estrategia de Rubalcaba para desacreditarlo?. Enigmas de la historia.

Otra mirada dijo...

Amanecía, y el nuevo sol pintaba de oro las ondas de un mar tranquilo.
Chapoteaba un pesquero a un kilómetro de la costa cuando, de pronto, rasgó el aire la voz llamando a la Bandada de la Comida y una multitud de mil gaviotas se aglomeró para regatear y luchar por cada pizca de comida.

Comenzaba otro día de ajetreos.
Richard Bach

Pacífico dijo...

Paz en el Líbano. Buena nueva. Que dure mucho tiempo. España está dispuesta a ayudar. Gracias Zapatero.

Cacho dijo...

En Santander tambien ocurre.
Información del Diario Montañes.
Cuando las palomas se adueñan de la casa
Los inquilinos de una vivienda de tres pisos en la calle Alejandro García padecen las consecuencias de los ruidos y suciedad de estas aves
Cuanddo los inquilinos de la casa número 7 de la calle Alejando García (situada entre la calle Canalejas y Tetuán) entraron a vivir en el año 1972, jamás pensaron que sus vidas pudiera llegar a transformarse en un infierno por culpa de las palomas y gaviotas, «que se han convertido en las dueñas de la casa», aseguró María Luisa C. (que ha preferido no dar su apellido).

El edificio, de tres plantas más una buhardilla, «es una absoluta ruina. Tenemos goteras por todos lados y está totalmente destartalado». A pesar de haberse puesto en contacto varias veces con los propietarios y de las sucesivas denuncias interpuestas ante el Ayuntamiento de Santander y la Policía Local «no hemos conseguido nada».

Lola dijo...

¿Acuerdeste de el Gaviotu?- Pues ahora no nos queda humor ni pa eso.