16 agosto 2006

1 comentario:

libre oyente dijo...

La belleza,incluso en silencio puede ser,al menos, tan expresiva, sugerente y persiste como el más articulado discurso.
Aproximadamente a estas horas hace 70 años sucedió el asesinato de Federico García Lorca. Nadie se acuerda de los asesinos, desaparecidos en la nada. Él, afortunadamente, persiste vivo entre nosotros, alimentándonos con la belleza de su obra. Desde aquí mi recuerdo y mi homenaje.