17 febrero 2007

unos se rodean de sabios e inteligentes para aprender y otros de torpes para destacar.

La frase que da titulo al post es un nuevo regalo de un amigo, que ha individualizado otra que a su vez le pasaron "El "poder"suele primar la mediocridad y el sometimiento sobre la inteligencia y la libertad".

Estos días vienen muy a cuento porque está el patio algo revuelto.

Yo, como meconsidero una chica inteligente, procuro siempre estar con aquellos de quienes pueda aprender.

Mañana os cuento qué tal la charla de Enclave con Jaime Izquierdo, seguro que aprendo un montón.

5 comentarios:

blogadicto dijo...

No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho.

proletario dijo...

Hay silencios que son muy ilustrativos y extraordinariamente clamorosos. Asi recuerdo que alguien ya definió el silencio como un callado puñetazo contra la palabrería. Un método muy adecuado para combatir las perversas e interesadas "filtraciones" impregnadas de palabrería sectaria.

amparo dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo, pero tal vez convendrás conmigo que hay ciertas cosas que para hacerlas bien no basta haberlas aprendido.
Un beso

uno que no paso de la escuela dijo...

Aristóteles decía que "La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica.
No me cabe duda alguna que en muchos ámbitos, sobre todo en la política y en los medios de comunicación, andamos escasos de personas que posean ambas cualidades. pero ¿le preocupa a alguien?.

teresa dijo...

Demasiadas veces nos mostramos admiradas y exaltamos las ideas y planteamientos de un hombre inteligente y no reparamos o simplemente nos olvidamos de que son en buena medida fruto del trabajo de sus colaboradoras.