02 marzo 2006

LA INDEPENDENCIA DE LA SINDICATURA DE CUENTAS

“...La Sindicatura de Cuentas, como controladora del sector público autonómico, debe ser independiente y parecerlo...”.
Esta frase, sacada de la editorial de La Nueva España, me mueve a escribir algo al respecto. He tardado en hacerlo, para no dejarme llevar por el fragor de la discusión.
Podemos empezar por determinar qué significa la palabra independencia; así que acudo al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, y encuentro que entre las definiciones que hace del término dice:

Independencia: Entereza, firmeza de carácter. Esta no me sirve, porque a las personas que conforman este órgano, (como a los soldados el valor), se les supone.
Cualidad o condición de independiente. Esta sí que puede ser más polémica. Y acudo a la última palabra de la definición:
Independiente :
  1. Que no tiene dependencia, que no depende de otro. Pues esta va a ser que no, porque efectivamente, los órganos auxiliares dependen de los principales. En este caso, la Sindicatura depende de la Junta General.
  2. Dicho de una persona: Que sostiene sus derechos u opiniones sin admitir intervención ajena.
    Esta sí que realmente me gusta. Esta sí que realmente hace referencia al meollo de la cuestión. Porque proclamar la independencia de las ficciones jurídicas, resulta difícil, pero predicarlo de las personas físicas que sustentan a aquellos, es más fácil.

Puedo por tanto, colegir, que los miembros que conforman el órgano “auxiliar” denominado Sindicatura de Cuentas, serán independientes en la realización de sus tareas, o sea, en la emisión de los informes fiscalizadores, porque se les reconoce, (se supone que por eso, entre otras cosas, los han nombrado) que sostienen sus opiniones sin admitir intervención ajena.

Llegados aquí, porqué entonces esta bulla? Porqué este embrollo que nos cuesta a los contribuyentes tiempo y dinero, en dilaciones, y en desgaste de la imagen de las Instituciones?

A a mí esto es lo que se me escapa. Yo creo que no nos merecemos estos lamentables espectáculos.

3 comentarios:

UN ASTURIANO HARTO dijo...

NO LE BUSQUES TRES PIES AL GATO QUE AQUÍ TAMBIEN TIENE CUATRO. EGOISMO, PREPOTENCIA, INCOMPETENCIA Y SOBERBIA.
A MI NO ME MIRES, QUE YO NO LOS NOMBRE.

Licenciado en Economia, en paro. dijo...

¿Por que pasan estas cosas en Asturias?. ¿Cómo es posible que unas personas que son elegidas por unanimidad por el Parlamento, arremetan contra este antes de iniciar los trabajos?.¿Por qué quieren que se les suba el sueldo diez veces más que a los funcionarios?. ¿Acaso les parece poco la cuantía fijada en los presupuestos de 2006?. Demasiadas preguntas para ninguna respuesta. Pobre Asturias.

Carmen dijo...

Tengo una muñeca vestida de azul con su camisita y su canesú, la saque a paseo se me costipo, dos y dos son cuatro, cuatro y dos son veinte, veinte y dos son treinta y la que se armó.....
¡He vuelto!, ya veo que no se os puede dejar solas.
Besos guapa.